Fotos

Un bosque autóctono de espinillos nos da la bienvenida.

La pileta con vistas a un paisaje de fantasía.

La combinación entre relax y naturaleza.

Agua de vertiente regando el parque.

La sierra de los Comechingones aporta un toque de belleza distintiva.

Un arroyo natural directo de la sierra atraviesa el parque de esparcimiento.

El verde, principal protagonista del complejo.

Arboleda para disfrutar plenamente.

Un pajarito reposando en un árbol del parque. De fondo, es testigo la sierra de los Comechingones.

Pileta con solárium y anexo para niños.

Videos

El atardecer en el complejo, pintando la sierra.

Las cabañas inmersas en un ambiente verde.

El arroyo de cauce natural cruzando el parque.

La pileta, protagonista de una tarde de sol espléndida.

El placer único de amanecer así…

Vuelta de 360º desde el jardín de las cabañas.